Seleccionar página

El vehículo eléctrico presenta un gran reconocimiento  social y apoyo público por sus mejoras ambientales: emisiones cero y nula contaminación acústica.

Sin embargo, existen todavía algunas barreras que limitan esta solución de movilidad. Son necesarias mejores baterías que aumenten la autonomía del vehículo; mayores ayudas fiscales que fomenten su compra, y una mayor red de puntos de recarga rápida de acceso público.

Conozca en este artículo las opciones de recarga existentes y qué tareas necesita para instalar un punto de recarga en su plaza de garaje.

Tipos de vehículos eléctricos

Son tres los tipos de vehículos eléctricos (coches, motos, bicicletas o vehículos comerciales) que necesitan de una solución de recarga, clasificados por su importancia desde el punto de vista del parque nacional de vehículos:

  • Vehículos híbridos enchufables (PHEV), con una autonomía de varias decenas de kilómetros en modo eléctrico.
  • Vehículos 100% eléctricos (EV), con un alcance de unas pocas centenas de km.
  • Vehículos eléctricos con autonomía extendida (REEV) que disponen de un pequeño motor de combustión interna que recarga en marcha las baterías del vehículo.

La movilidad eléctrica en cifras

Es imparable el crecimiento de las matriculaciones de vehículo eléctricos, con más de 2 millones de unidades en todo el mundo.

España ocupa un puesto destacado con un 8% del total de matriculaciones de coches eléctricos en Europa.

En 2017 se matricularon en España un total de 8.645 vehículos eléctricos (EV, PHEV, REEV), sin embargo, la proporción de puntos de recarga instalados en la via pública fueron 956 estaciones de recarga.

Red de puntos de recarga

Existen varias páginas web en donde se puede localizar el punto de recarga más próximo en función del tipo de conector y de su emplazamiento (parking, hotel, concesionario, vía pública).

En esta web podrá consultar los más de 350 puntos de recarga públicos clasificados por emplazamiento, tipo de conector y gestor de carga electromaps.

Ayudas a la instalación del punto de recarga

A pesar de que el Plan Movalt destinado a la compra de vehículos se agotó en diciembre de 2017 en apenas 24 horas, la ayuda contenía una segunda partida de 15 millones de euros destinada a la implantación de infraestructuras destinadas a la recarga en empresas y administraciones públicas.

Esta segunda parte ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y las solicitudes comenzaron a finales de enero, y se mantendrá hasta el 31 de diciembre de 2018 o hasta el fin de existencias.

En resumen, lo más importante es ver que allí donde se incentivan las redes de recarga, se registran mayores ventas de coches eléctricos.

Solución de recarga del vehículo eléctrico

Existen varias soluciones de recarga en función del tiempo empleado en el proceso y del tipo de conector empleado.

  • Recarga normal (16A): duración de 6-8 horas. Óptima para recarga nocturna en garajes comunitarios o vivienda unifamiliar, con una potencia máxima de 3,7kW.
  • Recarga semi-rápida (32A) que permite una duración de la carga de 3 a 4 horas mediante puntos de 7,4kW. Es la configuración elegida para centros comerciales, parkings y vía pública.
  • Recarga rápida consiste en posibilitar la recarga del 80% de la batería en apenas 25 minutos (45 minutos para el 100%). Para ello se emplean puntos de 50kW de potencia, solución adoptada en concesionarios, flotas de vehículos y electrolineras.

Tipos de conectores

A. Conectores de recarga lenta

Conector Schuko

Es el enchufe normal válido exclusivamente para recargas lentas especialmente destinado a motocicletas y bicicletas eléctricas. También es aceptado para el biplaza Twizy. En la mayoría de los casos la conexión eléctrica es a 10A en monofásico (2,3kW).

B. Conectores de recarga normal o semi-rápida

Conector tipo 1

Este conector es el estándar japonés, adoptado por los americanos y europeos, y que permite la recarga normal (16A) y semi-rápida (32A) de los modelos eléctricos de las marcas: Opel, Nissan (Leaf y ENV200), Mitsubishi (Outlander y iMiev), Peugeot (iON), Citroën (Z-Cero), Renault (Kangoo ZE), Ford (Focus electric), Toyota (Prius Plus in), Hyundai (iOniq) y KIA (SOUL EV).

La conexión eléctrica es en monofásico con un máximo de 32A (7,4kW) en el caso de que el vehículo lo permita.

Conector tipo 2

También conocido como conector Mennekes, en honor a su primer comercializador. Es el modelo que se ha impuesto en Europa como estándar homologado y parece que será el que acabe imponiéndose.

Este conector es usado por los modelos como el BMW i3, i8, BYD E6, Renault Zoe y Kangoo ZE, Tesla Model S, Volvo V60 plug-in hybrid, VW Golf plug-in hybrid, VW E-up, Audi A3 E-tron, Mercedes S500 plug-in, Porsche Panamera, entre otros.

Este conector permite desde cargas monofásicas a 16A hasta trifásicas de 63A, lo que aumenta su rango de recarga de 3,7 a 44kW.

C. Conectores de recarga rápida

Conector CHAdeMO

Este conector fue desarrollado por la asociación japonesa formada por Tokyo Electric Power Company (TEPCO), Nissan, Mitsubishi, Fuji Heavy Industries y Toyota. Permite recargas rápidas en corriente continua de hasta 50kW y 125A.

Conector CHAdeMO

Es conector está presente en el superventas eléctrico Nissan Leaf y en otros como Nissan ENV2000, Mitsubishi Outlander y iMiev, Peugeot iON, Citroën C-ZERO o KIA SOUL EV.

Conector CCS

Es el modelo adoptado en Europa para la carga en continua y es una solución combinada del conector en AC tipo 2 y un conector DC con dos terminales (Combo 2). La potencia máxima de carga es de 43kW en alterna y de hasta 100kW en modo de carga continua.

CCS

Fabricantes como Audi, BMW, Daimler, Porche y VW incorporan este tipo de conector.

Instalación del punto de recarga

Para poder instalar el punto de carga en su plaza de garaje son necesarias una serie de actuaciones encaminadas a implementar la mejor solución:

  • Comprobar la solución de recarga que sirve para la recarga de su coche eléctrico
  • Validar la solución de instalación en el garaje.
  • Solicitar permiso para la línea o comunicar a la CCVV en el caso de que aplique.
  • Apertura de expediente Z.V. para la tramitación del punto de recarga y, en algunos casos (alta, modificación o ampliación de potencia), de otro expediente para la instalación eléctrica desde donde se alimenta.
  • Realizar la memoria técnica de diseño del proyecto de instalación eléctrica del punto de recarga. Diseño del esquema de conexión.
  • Ejecutar la instalación de la Infraestructura para la Recarga del Vehículo Eléctrico (IVE) con un  instalador eléctrico homologado.
  • Realizar el certificado de la inspección a través de organismo EICI.

Caso de uso: garaje comunitario

Sirva como ejemplo la solicitud recibida para instalar un punto de recarga en una plaza de garaje comunitario. El coche eléctrico  de la marca Hyundai y modelo IONIQ, con una batería de 28kWh que le confiere una autonomía de 250 kilómetros.

En este caso el usuario vive en la misma comunidad donde aparca. Por esta razón, la opción más económica y viable pasa por instalar su punto de recarga desde el mismo contador que alimenta su vivenda. Este esquema de instalación (esquema tipo 2, independiente) no necesita de un nuevo contador eléctrico, por lo que no tendrá que pagar de más en su factura de luz por el término fijo de potencia. La solución pasa por desdoblar la línea de derivación individual, desde este mismo contador actual, tirando una acometida  o línea de alimentación desde el cuarto de contadores a la plaza de garaje.

Por otro lado, y no menos importante, no necesitará ningún tipo de autorización a la Comunidad de Vecinos, basta una comunicación por escrito antes de acometer la instalación (ley de propiedad horizontal art. 17.5).

Una vez elegido el esquema de la instalación, será necesario definir los siguientes parámetros de diseño del punto de recarga:

  1. Potencia de recarga del coche: 3,7kW en monofásico lo que le permitirá recargar el vehículo en 7,5 horas.
  2. Potencia disponible en la instalación actual: 5,5kW. No requiere ampliar potencia del suministro actual. Otra configuración, más costosa en la factura de electricidad, consitiría en instalar un punto de carga de 7,4kW que cargaría el vehículo de forma más rápida pero obligaría a aumentar la potencia contratada.
  3. Tipo de conector: Hyundai usa el conector tipo 2 o Mennekes.
  4. Destino de la instalación: manguera o clavija. Elegimos la opción de manguera incluida en el punto de recarga pues es más cómodo y evita el montar la que viene con el coche y retirarla cada vez que se desea cargar.